No os precipitéis.

Todos sabemos que los retos y nuevos proyectos se cogen con ansia, pero mejor parar un momento a reflexionar y ver si lo que tenemos en mente podrá homologarse más adelante.

Qué es homologar? Equivaldría a “validar” una serie de reformas realizadas en un vehículo. Estas reformas constarán en la propia ficha técnica del vehículo.

¿Cómo saber qué se puede o no homologar?

  • Estar al día del manual de reformas
  • Consultar a un profesional (Ingeniero o Taller especializado)

Una vez se tienen los límites de modificación claros, y por supuesto siempre utilizando recambio homologado (homologación Europea), es cuando podemos lanzarnos a la piscina.

Por supuesto, podéis ir intercambiando feedback con el Ingeniero/Taller, para cerciorar la correcta instalación del recambio en su ubicación, con sus respectivos grados de inclinación y ángulos determinados.

Una vez finalizado el proyecto y con la moto ya “lista” para rodar, quedaría citarnos con el ingeniero que lleva el caso y tomar medidas y fotos. Éstas fotos, junto con la toma de medidas y justificantes del ingeniero, pasan por laboratorio (hay varios en España, con diferentes criterios en ocasiones). El laboratorio estudia el proyecto facilitado por el ingeniero y si hemos hecho bien el trabajo, lo aprobarán sin problema.

*Qué no se puede homologar?

  • Filtros de potencia (Se pueden llegar a homologar, pero no sale a cuenta.. €€€)
  • Que varíe la distancia entre ejes
  • Cortar el chasis (jamás), subchasis sería otro punto a tratar.
  • “Peoras”; lógicamente aceptarán mejoras como horquillas invertidas y mejores frenos. No en cambio, colocar unos frenos de tambor en lugar de los de disco que trae la moto de origen, por ejemplo
  • El recambio no homologado (homologación EU) nunca será aceptado
  • Recambio como escapes y espejos retrovisores, no hay muchos modelos homologados.
  • Etc.

 

 

Con respecto al coste de homologación; un proyecto completo ronda aproximadamente los 1000€, además de 1-2 meses de espera.

¿Por qué 1000€?

  • Ingeniero
  • Laboratorio
  • Firma de taller autorizado
  • ITV (más cara que una convencional

Dentro del proceso de homologación completo el último punto sería acudir a la propia ITV para homologar las reformas y asentarlas en ficha técnica de la moto.

En el coste total para dicho trámite nos ocupamos de llevar la moto a ITV para homologar sus reformas pero será IMPRESCINDIBLE que la moto se encuentre asegurada y disponga de la ITV en vigor.

Para los proyectos de homologación acudiremos a la estación de ITV Urnieta y esto será una vez su ingeniero haya revisado el proyecto y nos cite para acudir a homologar el vehículo. De esta manera, el vehículo se homologaría en la primera visita, evitando realizar idas/vueltas varias en caso de que el proyecto/moto requiriese de correcciones.

Si el día citado para acudir con la moto es lluvioso o las condiciones no son las adecuadas, pospondríamos la vez pidiendo a la ITV una nueva cita.

También a tener en cuenta que aunque nos encontremos en la propia ITV, el trámite de homologación NO incluye la propia tasa de ITV (revisión periódica), sino que esta tasa de 28€ aproximados sería a parte.

Para los proyectos propios, realizados en nuestro taller, por cortesía y conociendo cómo se ha realizado el proyecto de inicio a fin, no cobraríamos la firma de taller y el coste de la homologación se ajustaría a 700€ aproximados (dependiendo siempre del número total de reformas).

Aconsejamos realizar todas las reformas de una vez, para evitar acudir al Laboratorio repetidas veces.

* Nota de importancia: la homologación a monoplaza de una moto, es prácticamente irreversible, pues exigiría validación del fabricante (imposible de conseguir). En CRSS, por este motivo, siempre las homologamos biplaza.

¡Un saludo!

CRSS team

Anuncios